Cómo instalar correctamente la membrana asfáltica Guía completa

 

Cómo instalar correctamente la membrana asfáltica  Guía completa

La instalación adecuada de sistemas asfálticos, ya sean monocapa o bicapa, es fundamental para garantizar su durabilidad y eficacia. A continuación, presentamos una guía detallada que abarca desde la imprimación hasta las pruebas de hermeticidad, asegurando un proceso paso a paso para un resultado óptimo.

1. Imprimación:

La imprimación actúa como puente adherente entre el sustrato base (hormigón, metal, madera, entre otros) y la lámina asfáltica. Es un paso crucial que no debe omitirse en ningún caso. Se pueden utilizar dos tipos de imprimación, seleccionados según diversos factores como la temperatura ambiente, la humedad relativa y el porcentaje de humedad del sustrato base.

  • ULTRAPRIMER, imprimante asfáltico base solvente: Se recomienda en condiciones climáticas favorables, con un máximo del 4% de humedad en el sustrato, temperatura superior a 5°C y sin presencia de neblina o llovizna. El tiempo de secado es de aproximadamente 24 horas, aunque puede reducirse a 6 horas si la temperatura ambiente supera los 30°C. Se debe verificar la adherencia mediante una prueba adecuada.

  • PRIMER LIQUIDO, imprimante asfáltico base acuosa: Se utiliza en condiciones desfavorables, donde exista humedad en el sustrato, baja temperatura o alta humedad relativa. Este tipo de imprimación ayuda a acelerar los tiempos de secado y evita problemas de adherencia. Es importante no diluir el imprimante base solvente, a menos que se aplique mediante pulverización, en cuyo caso se puede agregar hasta un 10% de aguarrás mineral.

2. Prueba de % de humedad in situ:

Para verificar el porcentaje de humedad presente en el sustrato de hormigón, se puede realizar la siguiente prueba:

  • Cortar un trozo de polietileno de 0.1 mm de 50×50 cm y fijarlo perimetralmente con cinta adhesiva. Dejar reposar por 24 horas y verificar si hay condensación al día siguiente. La presencia de condensación indicará un porcentaje de humedad mayor al 4% en el sustrato.

3. Membrana asfáltica sistema monocapa:

Para los sistemas monocapa, independientemente de la terminación de la membrana (lisa, arenada o mineral), es crucial seguir estas pautas:

  • La membrana debe extenderse al menos 20 cm en los parámetros verticales, a menos que el proyecto especifique lo contrario. Esto también se aplica a elementos como ductos y apoyos que sobresalgan del nivel de la cubierta.

  • Evitar quiebres a 90° en los encuentros entre losa y antepechos. Siempre se debe ejecutar un rodón o media caña para evitar daños en la membrana.

  • Los traslapos deben coincidir en un mismo punto para evitar engrosamientos y puntos de falla.

  • El solape debe ser siempre a sello reventado, asegurando que la masa asfáltica sobresalga del traslape.

  • En el caso de instalar sobre placas de madera, se debe reforzar las uniones con un refuerzo de al menos 15 cm y una caña de madera en los encuentros horizontales y verticales.

  • Para cubiertas expuestas, solo se deben utilizar membranas minerales específicas.

  • En la impermeabilización de tableros de puente, la membrana debe protegerse adecuadamente contra el tránsito de vehículos y maquinaria pesada.

  • Nunca dejar expuesta la lámina asfáltica terminación lisa o arenada a la intemperie.

4. Pruebas de hermeticidad:

Para asegurar la correcta instalación del sistema, se deben realizar pruebas de hermeticidad apropiadas:

  • En losas de hormigón y estructuras de carga, se pueden ejecutar diques con membrana de sacrificio y cargar con agua durante 24 horas.

  • En estructuras basadas en metalcon u otros materiales, simular una lluvia fuerte sobre la membrana durante al menos 2 horas.

Siguiendo estos pasos y recomendaciones, se logrará una instalación adecuada de la membrana asfáltica, garantizando su eficacia y durabilidad en el tiempo.

5. Lámina asfáltica sistema bicapa:

Cuando se trabaja con sistemas bicapa, es importante seguir una serie de pasos adicionales para asegurar una instalación correcta y duradera:

  • Capa base: La primera capa de la membrana asfáltica, también conocida como capa base, debe instalarse siguiendo las mismas pautas que para el sistema monocapa en cuanto a preparación del sustrato, imprimación y aplicación de la membrana. Es fundamental garantizar una correcta adherencia y solape de las láminas.

  • Capa superior: Una vez instalada la capa base y asegurada su correcta adherencia, se procede a aplicar la capa superior de la membrana asfáltica. Esta capa suele tener características adicionales de protección y resistencia, por lo que es crucial seguir las indicaciones del fabricante en cuanto a su instalación y solape con la capa base.

  • Solape y sellado: Al igual que en el sistema monocapa, los solapes entre láminas deben realizarse con sello reventado para garantizar una correcta hermeticidad. Se recomienda aplicar calor para facilitar la fusión de las membranas y asegurar un sellado adecuado.

6. Mantenimiento y cuidado:

Una vez instalada la membrana asfáltica, es importante realizar un mantenimiento regular para asegurar su buen estado y prolongar su vida útil. Algunas recomendaciones incluyen:

  • Inspecciones periódicas para detectar posibles daños, como fisuras, desgarros o desprendimientos.
  • Limpieza regular para eliminar suciedad, hojas u otros materiales que puedan acumularse sobre la superficie de la membrana.
  • Reparación rápida de cualquier daño detectado para evitar la filtración de agua y prevenir daños mayores en la estructura subyacente.
  • Aplicación de recubrimientos protectores o selladores según sea necesario para mantener la integridad y resistencia de la membrana ante los efectos del clima y la exposición UV.

7. Consulta con un profesional:

Siempre es recomendable contar con la asesoría de un profesional especializado en impermeabilización antes de iniciar cualquier proyecto de instalación de membrana asfáltica. Un experto podrá brindar orientación específica según las condiciones y requerimientos particulares de cada obra, garantizando así un resultado óptimo y duradero.

En resumen, la instalación adecuada de la membrana asfáltica es un proceso que requiere atención al detalle y seguimiento de procedimientos específicos. Siguiendo estas recomendaciones y consultando con profesionales calificados, se puede asegurar una impermeabilización eficaz y duradera que proteja las estructuras contra la humedad y los elementos durante muchos años.

Detalles:


Comparte en redes

WhatsApp
Facebook
LinkedIn

Te podría interesar

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?